Blog de trastornos del neurodesarrollo infantil

logo-izquierda
Epilepsia infantil

Crisis epiléptica, epilepsia y síndromes epilépticos en la infancia

La epilepsia infantil es una patología frecuente en edad pediátrica. Es un motivo de consulta bastante frecuente en las consultas de Atención Primaria. Según la edad, tanto las manifestaciones clínicas como su sintomatología pueden ser muy dispares. Este motivo hace que reconocerla, diagnosticarla y tratarla, no sea una tarea sencilla. 

Crisis epiléptica, epilepsia infantil y los síndromes epilépticos

El papel del pediatra de Atención Primaria es poder identificar correctamente una crisis epiléptica. Para ello será necesario que conozca su clasificación sintomática, reconozca los principales síndromes epilépticos de la infancia, así como los principales métodos diagnósticos y terapéuticos.

Así, para realizar un diagnóstico precoz y correcto de epilepsia infantil, es necesario entender el concepto de crisis epiléptica, epilepsia y de síndromes epilépticos.

La crisis epiléptica es un acontecimiento transitorio, de signos o síntomas causados por una actividad neuronal anormal excesiva o síncrona en el cerebro. En definitiva, sufrir una crisis epiléptica, no significa que la persona tenga epilepsia.

La epilepsia infantil es una enfermedad cerebral que implica la existencia de alguna de estas condiciones:

  1. Sufrir dos crisis epilépticas no provocadas, separadas al menos 24 horas entre sí.
  2. Tener una sola crisis epiléptica no provocada, unida a una alta probabilidad de sufrir otra en los diez años siguientes. Esta alta probabilidad viene dada por el origen de esta crisis.
  3. Si se diagnostica un síndrome epiléptico.

Los síndromes epilépticos son un conjunto de síntomas, entre los que se incluye la crisis epiléptica, agrupados según unos signos y patrones comunes. Estos, se caracterizan según la edad de aparición, su etiología, la presencia de base genética, etc. Por ejemplo, si algunos niños sufren el mismo tipo de crisis a la misma edad y reaccionan igual al tratamiento, es posible que sufran un síndrome epiléptico. 

Algunos tipos de síndromes epilépticos

Algunos de los síndromes epilépticos más importantes en la infancia, son:

  • El síndrome de West: aparece en lactantes y presenta espasmos mioclónicos masivos (convulsiones de un segundo). Puede asociarse a un retraso psicomotor del recién nacido.
  • El Síndrome de Lennox-Gastauta: Aparece hasta los tres años de edad y se caracteriza por presentar una mirada fija (ausencias atípicas), rigidez generalizada (crisis tónicas) o pérdida de tono muscular y caídas (crisis acinéticas).
  • Ausencias infantiles: Se producen varias veces al día. El niño presenta perdida de conocimiento y mirada fija. Aparece hasta los 10 años.
  • Epilepsia Rolándica: Esta crisis afecta a la musculatura de la cara durante el sueño. Desaparece en la pubertad.
  • El Síndrome de Dravet: Aparece entre los 4 y los 12 meses. Se caracteriza por convulsiones clónicas o tónico-clónicas generalizadas de duración prolongada. Puede aparecer fiebre.
  • Epilepsia Mioclónica Juvenil: Las crisis convulsivas aparecen al inicio del día. Se da en la adolescencia y afecta, sobre todo, a mujeres.

 

 

 

 

 

Otras categorías
Relacionados